Historias de la Inquisición en Granada
–25%

Mitos, curiosidades, anécdotas y funcionamiento de la Inquisición en Granada. ¿Fue tan terrible como nos la han contado? En realidad fue un instrumento de terror y control al sevicio del poder. 

Visita guiada y teatralizada que nos permitirá conocer sus espacios más destacados

  • Una historia muy desconocida
  • Experiencia que incluye guía oficial, un actor y una actriz profesionales
  • Actividad para todos los públicos por el centro histórico y el Albaicín
Duración0 Hora
Participantescontamos con un mínimo de 12 personas y un máximo de 30 personas

Más información

El tema de la Inquisición ha sido siempre muy desconocido y poco explicado. En España es parte de la leyenda negra de nuestra historia, fuera de contexto y asociándolo con todos los terrores de otras culturas y paises. La Inquisición fue un instrumento que tiene su origen en un momento concreto de la Edad Media y que va a impulsar el Papa Lucio III en Italia y especialmente en Languedoc, para luchar contra cualquier tipo de herejía, la cátara, la valdense y la de los arnaldistas.  Perseguiría cualquier indisciplina a la Iglesia Católica, decretando el castigo físico que correspodería a la autoridad laica y de esta manera se creará el origen del futuro Tribunal de la Santa Inquisición. Actuaría en Francia, Italia, Alemania, Austria, República Checa y Polonia.

Santo Domingo de Guzmán esta convencido de que los herejes cátaros debían ser convertidos al catolicismo, para ello fundó la orden de los predicadores. Se estableció como predicador entre los Cátaros de Languedoc y fundó numerosas congregaciones de frailes y monjas por distintos lugares entre España y Europa. Se había creado la primera referencia para educar a los infieles en la verdadera religión católica.

En el momento que el Tribunal de la Inquisición entra en la leyenda negra española, es con la restitución de este tribunal en el Reino de Castilla en 1478 con la llegada al poder de los Reyes Católicos.

Alonso de Hojeda aprovechó la estancia de los Reyes en Sevilla para demandar una investigación contra la prácticas judaizantes.  Tras fracasar la campaña de predicaciones evangelizadoras de fray Hernando de Talavera, que animaba a los conversos a abandonar los ritos judaicos, se establece en Sevilla el primer tribunal de la Inquisición. El Papa Sixto IV concedía la bula para establecer un tribunal de la Inquisición en esta ciudad. Los reyes no lo aplicarían hasta dos años después con el envío a la ciudad  a los primeros inquisidores, los dominicos fray Miguel de Morillo y fray Juan de Martín. El tribunal se mantendrá en secreto mientras se crea la estructura pero muy poco después empezaría la detención de los ilustres conversos, que serían detenidos mediante engaños. Con la excusa de una invitación convocada por el mismo monarca, Pedro Fernández Benadeva será llevado al convento de San Pablo, sonde será el primer detenido. Poco tiempo después también serían apresados algunos de los más ricos y honrados regidores, jurados y bachileres y hombres muy importantes. El resto de los conversos fueron presa del miedo y de la misma Inquisición. El primer auto de fe tendría lugar el 6 de febreo de 1481. Habría otro el el 21 de abri y el 23 de julio del mismo año. Estos autos de fe supusieron la condena a muerte en multiples hogueras que continuaron en el 83 y el 84.

Cuando los Reyes Católicos volvieron a Sevilla en octubre de 1484, la ciudad estaba hundida en la pobreza y diezmada por la peste, por la represión inquisitorial y las multiples confiscaciones. Según el inquisidor del tribunal de Sevilla, Diego López de Cortegana, entre 1481 y 1524 hubo 5000 quemados y 20:00 reonciliados en la ciudad. Durante el mandato de Torquemada se constituyeron tribunales en Córdoba, Jaén, Ciudad Real y muchas ciudades más.

En nuestra visita queremos centrarnos en los actos de fe que se celebraron en Granada, en la estructura social que había generado aquél tribunal que contaba con fieles y amigos por todas partes. Los judíos serían expulsados tras la Conquista de Granada, pero muchos se quedaron y muchos volvieron. Las hogueras de Sevilla habían producido tanto horror y escándalo que el Papa llegó a acusar a los Reyes de que el olor a carne quemada llegaba hasta Roma. El tribunal de la Santa Inquisición llega a Granada entorno al años 1522. Si quieres saber como se las apañan los granadinos para enfrentarse ante tal sistema de terror, no faltes a la visita. Incluye dramatizaciones teatralizadas por Marisa y Javier que saben añadir ese toque de humor a nuestra historia a veces negra y a veces gris o de color.

La autora es Vanesa Jurado.

a partir de
18,00 € 20,00 €
Elegir la fecha deseada y reservar experiencia.